Cómo atraer la buena suerte

Cómo atraer la buena suerte

Banner Publicitario

Existe una fuerza o un campo de energía invisible con posibilidades infinitas. Tenemos que acostumbrarnos a considerar esta fuerza energética del mismo modo como vemos la electricidad, está disponible para todo el mundo.

Yo creo más en el termino de sincronicidad , y creo definitivamente, que tenemos el poder de crear todo lo que queramos en nuestras vidas, cuando nos alineamos con la energía adecuada nos conectamos con esas ondas de frecuencias, atrayendo cosas maravillosas a nosotros, pero, no es al azar, no es el destino, hay que ocuparnos para que las cosas sucedan. Y para convertirnos en las personas que siempre tienen buena suerte.

Tienes que proponerte en convertirte en una persona con buena suerte. Hay que conocer y aprovechar las herramientas que nos da la vida para que sea más fácil el transitar en este planeta. 

Aunque quizás, seas la persona que todo el tiempo le pasa algo malo, o piensas que tienes encima la nube gris perenne, te haces constantemente preguntas como: ¿por qué me pasa esto a mi? ¿ por qué atraigo los mismos escenarios siempre?

Pues es hora de ponerte las pilas y cambiar el rumbo de tu vida. No tienes nada de qué preocuparte, sino, de ocuparte en convertirte en la persona que siempre tiene buena suerte.

La conciencia organiza su actividad en respuesta a la atención y a la intención.

Aquello en lo que pones tu atención se llena de energía; aquello de lo que apartas tu intención pierde fuerza. La atención activa el campo de energía y la intención activa el campo de información, lo que da lugar a la transformación.

Funciona de las dos maneras, al campo de energía y de posibilidades no le importa cuál sea la naturaleza del enfoque que tengas en el momento, si se trata de algo positivo o negativo para ti. 

Funciona igual que la ley de gravedad, a la gravedad no le importa si eres un buen samaritano o si eres la peor persona del mundo, si te subes a una terraza y te avientas, la ley de la gravedad va a actuar. 

Por ejemplo, si tu estás cansado de muchas cosas que hace tu pareja, te enfocas en sus defectos, ahí le estás mandando la señal al cerebro de que se enfoque en eso, entonces lo que va a pasar es que te va a fastidiar más y más tu pareja porque cada vez que haga algo que no sea lo que tu esperes, va a ser cada vez peor. 

Pero que pasaría si lo hicieras al revés,

Si pides ver todas las cosas hermosas que tiene tu pareja, fijarte en los detalles que lo hacen único y especial.

Quiero enfocarme en todas las cosas que tiene mi pareja que me hacen recordar lo afortunado que soy de tenerlo en mi vida, adivina qué, el mensaje se recibe y hace que funcione a tu favor, empiezas a ver las cosas que te gustan de tu pareja. 

Porque le mandaste la señal al cerebro en lo que te quieres enfocar. Y créeme las parejas no son perfectas, pero la meta es concentrarte en lo mejor de todas las cosas, en este caso, de tu pareja y vas a convertirte en esa persona que hace pensar a los demás: “que suertudo es por esa pareja que tiene”.

Afirmaciones negativas

Lo mismo pasa contigo, si empiezas a buscar en ti todos tus defectos, que desgraciadamente ni si quiera los tienes que buscar, sino que parece que tenemos una pista de sonido subyacente que suena más o menos así:

  • Hay algo que está mal conmigo.
  • No soy suficientemente bueno.
  • No tengo ningún talento.
  • No soy merecedor de esto.
  • No puedo hacerlo.
  • Es demasiado difícil.

Estas afirmaciones negativas tienen gran alcance y son las que te gobiernan, la buena noticia es que no son ciertas. La mala noticia es que funcionan como si fueran verdad. 

Son tu amuleto personal que de manera inconsciente llevas a todas partes.


Te recomiendo que leas:


Esto tiene que cambiar

Recuerda que puedes lograr cualquier cosa a través de tus pensamientos.

Alinéate con la conciencia del Universo, de Dios, de la Fuente o como lo quieras llamar y podrás lograr que la verdad adquiera forma material. Aquello que piensas lo creas.

Tus pensamientos son sumamente poderosos, el campo de posibilidades no solo responde a tus ruegos, sino también a todos los pensamientos negativos limitantes que tienes durante todo el día.

Los científicos afirman que el 98 por ciento de nuestros pensamientos son los mismos que tuviste el día anterior, lo que quiere decir que 60,000 pensamientos son repeticiones del día anterior, entonces estás viviendo el pasado. Y por ende, atrayendo más de lo mismo a tu vida. 


¿Y entonces cómo nos convertimos en personas con buena suerte?

Aquí te doy algunas recomendaciones:

Utiliza la meditación

Antes de salir de tu casa y de actuar de forma repetitiva como los últimos años de tu vida, haz este ejercicio.

Utiliza la meditación, porque nos permite cambiar el cerebro, el cuerpo y nuestro estado del ser. Es la forma cómo podemos instalar en nuestro cerebro un nuevo hardware. 

Piensa en la cualidades de tu yo ideal, o en lo que sentirías si fueras una persona tan maravillosa como la persona a quien más admiras. El simple hecho de pensar en esto, estás haciendo que se formen nuevas redes neuronales y creando una nueva mente. Imagínate feliz, contento, sereno, aquí tienes la libertad de crear a tu nuevo yo ideal.

Definitivamente esta es una herramienta maravillosa porque no es lo mismo, que salgas de tu casa de buen humor, concentrado y enfocado en lo que quieres lograr, vibrando en una frecuencia alta y si en el camino al trabajo se te poncha una llanta, vas a tener una actitud totalmente diferente y vas a empezar a ver como se manifiestan los milagros.

Utiliza la respiración como tú aliado

Esto nos ayuda a controlar nuestras emociones. Hay emociones de alta frecuencia vibratoria, como el amor, la alegría y hay emociones de baja frecuencia vibratoria, como el odio, el enojo, el miedo. 

Tenemos que elegir nuestras emociones, cuando estamos teniendo una emoción desde el miedo, nos nubla el pensamiento y nos hace atraer situaciones turbias, por eso tenemos que convertirnos en nuestro observador y controlar a través de la respiración esas emociones que nos interrumpen el oxigeno.

Si estás muy enojado respira profundamente y sostenido y saca el aire lentamente, todas las emociones viven con poquito oxigeno, entonces el respirar ayuda a controlar las emociones. 

Practica la felicidad

Es totalmente cierto que hay diferentes momentos en el día donde estamos que echamos humo por las orejas, sobre todo cuando se trata de situaciones que se nos escapan de las manos, pero precisamente si no podemos resolverlo nosotros mismos directamente, entonces hay de dejar ir el evento y no engancharnos y eso se logra a través de la practica. 

Entender que lo único que sí podemos cambiar y controlar son nuestras emociones. Así que hay que ponernos a practicar el ser felices, sacar una sonrisa, aunque nos sintamos los más falsos del planeta, en el paso de unos segundos el cuerpo va a ir cediendo el enojo y te vas a sentir mucho mejor.

Lo que dicen en Youtube

En Conclusión

Un nuevo estado del ser crea una nueva personalidad, y una nueva personalidad produce una nueva realidad personal.

Tenemos un vida maravillosa esperándonos, solo tenemos que decirle a nuestro cerebro que eso es lo que queremos y enfocarnos en lograrlo, y créeme que te vas a convertir en una persona con buena suerte.

Recuerda que saber y no aplicar los conocimientos es lo mismo que no saber. Así que por favor ponte en marcha para aplicar estos conocimientos y convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Cómo atraer la buena suerte

DESCARGA TU EBOOK GRATIS

Introduce tu nombre y tu email para descargar tu Ebook. 

Banner Publicitario

Deja una respuesta